Debido a los avances tecnológicos, a la libre circulación de capitales y la creación e innovación de instrumentos financieros cada vez más sofisticados, la globalización de los mercados financieros es hoy en día una realidad.

Realidad, que se convierte por un lado, en un reto para muchos inversionistas, ya que les exige un mayor grado de profesionalización, y por el otro, les permite aprovechar atractivas oportunidades de inversión en plazas internacionales, a la vez, que se diversifica el riesgo de sus portafolios.

Todo este proceso, que no es ajeno a América Latina, se ve muy bien reflejado en la integración de las bolsas de valores de Chile, Colombia y Perú, conformando así el Mercado Integrado Latinoamericano (Mila), el cual pasó a ocupar el primer lugar en cuanto al número de emisores (544) y el segundo en capitalización bursátil (US$ 711 millones) después del mercado brasileño (Bovespa US$1.5 billones).

Razón por la cual, la gran variedad de instrumentos financieros están a la orden del día, así que para un inversionista la conformación del portafolio se puede constituir en uno de sus mayores desafíos.

Por lo anterior, cada inversionista debe hacer un análisis para evaluar los factores que influyen en la elección de los activos que harán parte de su cartera, y en donde el perfil de riesgo juega un papel primordial, pues aquí se determinará su nivel de exposición a pérdidas, ganancia esperada, horizonte de tiempo de la inversión y su estrategia de asignación de activos (Asset Allocation).

Con esta estrategia se busca el balance ideal entre rentabilidad y riesgo, mediante la diversificación en las diferentes clases de activos, las cuales van desde cuentas bancarias, CDTs, bonos hasta propiedad raíz, divisas, acciones y derivados.

Dicha asignación dependerá como se dijo anteriormente, del perfil de riesgo del inversor, el cual se ve influenciado por:

  • Edad.
  • Objetivo de la inversión, si es comprar un carro, una casa, la educación de los hijos o la jubilación.
  • Requerimientos de liquidez.
  • Ingresos.
  • Tolerancia a pérdidas, es decir, si se está dispuesto a aceptar retornos negativos en algún momento para obtener altas rentabilidades en el futuro.

Los perfiles de riesgo de los inversionistas, se puede clasificar de forma general en:

  • Perfil Conservador: Es un inversionista, que tiene como principal objetivo proteger su capital. Por ende, su tolerancia al riesgo es muy baja y generalmente invierte para el corto plazo.
  • Perfil Moderado: Es un inversionista que se enfoca en el crecimiento de su capital, así que está dispuesto a soportar algunas fluctuaciones en el valor de sus activos. Invierte sus recursos pensando en el mediano plazo.
  • Perfil agresivo: Es un inversionista que busca incrementar su capital en el largo plazo, tiene un mayor control emocional y está dispuesto a soportar considerables fluctuaciones en el precio de los activos que conforman su portafolio.

En este mismo sentido, en el siguiente post hablaré sobre la conformación de un portafolio de inversión con las acciones que cotizan en el S&P Mila 40, basado en el modelo de Markowitz.

¿Cómo estructurar un portafolio de inversión?http://www.finanzaszone.com/wp-content/uploads/2011/10/Estructuración-de-Portafolios-de-Inversión.pnghttp://www.finanzaszone.com/wp-content/uploads/2011/10/Estructuración-de-Portafolios-de-Inversión-150x150.pngConney Marulanda LópezPortafoliosTradingEstructuración de Portafolios de Inversión,Finanzas Personales,Globalización de los Mercados Financieros,Inversión,Perfil de Riesgo del Inversionista,TradingDebido a los avances tecnológicos, a la libre circulación de capitales y la creación e innovación de instrumentos financieros cada vez más sofisticados, la globalización de los mercados financieros es hoy en día una realidad. Realidad, que se convierte por un lado, en un reto para muchos inversionistas, ya que...